#LaEntrevistaBSC: Juan Manuel Morat Pomar

Actualizado: 4 de abr de 2019


En esta primera entrevista de la sección #LaEntrevistaBSC de la Banda Sinfónica de Córdoba, tenemos el honor y el placer de contar con nuestro guía y mentor: Juan Manuel Morat Pomar. Desde 2009 es la persona encargada en formar a nuestros músicos, de elegir los grandes repertorios que interpretamos, y de llevarnos a dar un escalón más en cada concierto.

Juanma, ¿cómo valoras estos 9 años de vida de la banda y su evolución?


Juan Manuel Morat Pomar: Bueno, en primer lugar, agradeceros la invitación para esta entrevista.


Valorar los nueve años de la BSC, de esta locura musical como yo la denomino, no es nada sencillo; y creo firmemente que desde que se colocó la primera obra en el atril, esta formación ha ido siempre “in crescendo”, tanto en obras como en calidad y talento de sus músicos, solistas, profesores y directores invitados.


Tú eres natural de Cullera (Valencia), es bien sabido por todos la tradición bandística valenciana, y en concreto de tu pueblo ¿puedes contarnos cómo es la formación musical en tu tierra? ¿Qué significa para ti pertenecer a la Societat Musical Instructiva “Santa Cecilia” de Cullera?


JMMP: La formación musical está fomentada en gran parte por los recursos que te ofrecen las dos grandes sociedades musicales que existen en Cullera y en el Conservatorio Profesional de Música. Por nombrar en especial a la que yo pertenezco: ”Santa Cecilia”, los estudiantes disponen de un centro musical con aulas, cabinas de estudio, salas de ensayo y de un auditorio propio, y realizan sus estudios a la par que practican con las diferentes agrupaciones que tiene la sociedad: banda infantil, juvenil y sinfónica, orquesta infantil, juvenil, sinfónica, etc...


Una oferta cultural y pedagógica que no se encuentra en todos los sitios. Para mí, pertenecer a esta Sociedad Musical es mi sello de identidad, yo nací y me formé allí, tengo a mis amigos y familia dentro de la Sociedad; y cada vez que mi trabajo profesional en la Orquesta de Córdoba me lo permite, vuelvo para colaborar como la mayoría de músicos profesionales que tiene la banda por todo el mundo. En definitiva, es la sensación de estar en familia, ideal que creo que hemos trasladado y conseguido en la BSC.


La banda de tu ciudad natal ha ganado en múltiples ocasiones la sección de honor del prestigioso CIBM de Valencia, ¿cómo se vive la preparación para este certamen y la actuación? ¿Qué se siente al salir victorioso de tan exigente concurso?


JMMP: La preparación para un concurso, y más si es uno como el Certamen Internacional de Valencia, de los más prestigiosos que existen, es sencillamente brutal. Los ensayos son mañana, tarde y noche y durante unos meses la actividad es frenética, acentuándose los días antes de la actuación. Y con la exigencia y responsabilidad de que la actuación musical tiene que ser perfecta.


El momento de la actuación es sublime, donde músicos y director forman una sola persona en pos del triunfo. Esa sensación ya la hemos tenido en la B.S.C, ¿verdad? La alegría de ganar este concurso es maravillosa; además por lo que comente en la anterior pregunta, si lo haces con tu gente de toda la vida, la satisfacción y orgullo es aún mayor.


Desde muy joven has colaborado con orquestas profesionales de alto nivel, has visitado los mejores auditorios y salas del mundo, y llevas una vida musical muy activa, ¿podrías hablarnos un poco de tu trayectoria profesional?


JMMP: Desde los 16 años que gané mi primera oposición como trombón solista en la Orquesta Sinfónica de Pamplona, mi vida profesional ha pasado por diferentes etapas.

Después de Pamplona estuve tres años en la Orquesta Nacional de España, período que guardo con especial cariño porque trabajé, toqué y estudié con el que considero mi “padre musical”, profesor y mentor, D. Enrique Ferrando Sastre. Y después de estar un corto periodo de tiempo en la Banda Municipal de Madrid, gané la oposición en la Orquesta de Córdoba, una orquesta y una ciudad en la me siento muy a gusto y totalmente identificado.


He tenido la inmensa suerte de tocar en los principales auditorios y teatros del mundo, Carnegie hall de Nueva York, Kennedy Center de Washington, Musikverein de Viena, etc...

Y la fortuna de conocer, dar clases y tocar con grandes profesores, solistas y directores de talla mundial, con los cuales vas adquiriendo experiencia musical, fundamental para poder trabajar con una Orquesta profesional.


Y compagino mi trabajo en la Orquesta de Córdoba, clases y recitales con la dirección artística de la BSC, de la cual me siento totalmente satisfecho y orgulloso.


Como trombonista de alto nivel, ¿qué retos te quedan o te gustaría cumplir en un futuro próximo?

JMMP: Pues aparte de los conciertos de solista y como músico de cámara que van saliendo, mi premisa sigue siendo estudiar lo máximo posible para mejorar personalmente en todo los ámbitos técnicos y musicales del trombón.


En España tenemos una alta tradición de bandas, sin embargo, nunca se le ha reconocido el valor social y musical que tienen, a excepción de algunas Comunidades Autónomas como Valencia y en menor medida Galicia. ¿Es muy distinta la cultura bandística entre Comunidad Valenciana y Andalucía?


JMMP: Desgraciadamente sí, aunque poco a poco se van recortando las distancias.

Cuando yo llegué a Córdoba había muchísimas agrupaciones que sólo interpretaban durante todo el año marchas de procesión, trabajo muy respetable, por supuesto, pero creo firmemente que, para el desarrollo y formación de los músicos, las bandas deberían abrirse a más estilos musicales.


Hoy en día se ha mejorado muchísimo en este aspecto y uno de los secretos del éxito de la BSC es la oportunidad que ofrecemos a estudiantes de superior, y profesionales de Cordoba, provincia y Comunidad autónoma de interpretar un gran repertorio de Banda sinfónica.


¿Cómo ves la situación actual de las bandas en el resto de España?


JMMP: Ha sido notable el desarrollo de las bandas en los últimos 20 años en todo el país. En Galicia, Murcia, Madrid, por nombrar algunas regiones; se ha avanzado muchísimo, tanto en la cantidad de agrupaciones como en la calidad de sus componentes.


Una de las bases de la formación del proyecto Banda Sinfónica de Córdoba fue la de formar un conjunto sinfónico que fuera capaz, por el número y calidad de sus componentes, de afrontar un gran repertorio como hacen sobre todo las grandes bandas valencianas.


Como director artístico de la BSC, ¿qué retos te gustaría cumplir en un futuro próximo con la Banda Sinfónica de Córdoba?


JMMP: Retos tengo muchísimos, el año pasado tocamos la Consagración de la Primavera de I. Stravinsky y os comenté que había sido un gran paso para todos, y hace un mes que hicimos la 5 ª Sinfonía de G. Mahler, casi nada... Este proyecto no para ,y cada encuentro subimos un peldaño más. Esta temporada la terminaremos este verano con una gira de conciertos al norte de España, y la temporada 2019/20 es nuestro décimo aniversario, que viene cargada de proyectos, giras, de grandes solistas y un repertorio brutal para una banda sinfónica.


Sí que me gustaría reseñar que uno de mis principales sueños como director de la BSC es poder llevar a la banda a competir en el CIBM de Valencia. ¿Por qué no en nuestro décimo aniversario?


Un saludo a todos los componentes de la BSC


!!NOS VEMOS EN EL PRÓXIMO ENCUENTRO!!


Maestro, ha sido un placer contar contigo para esta primera entrevista de tu Banda Sinfónica de Córdoba, desde aquí queremos aprovechar para agradecerte tu implicación y tu perseverancia en la formación musical de la juventud cordobesa. ¡Muchas gracias Juanma!

100 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

Banda Sinfónica de Córdoba | © Copyright 2019

Menú azul.png